Eswin Orellana

 
RNV-Eswin Orellana.png
 

Viví y crecí en un hogar rodeado de alcoholismo. A la edad de 18 años perdí a mi padre y fue un total descontrol en mi vida, me perdí en el alcoholismo, la infidelidad y muchas otras cosas en las que buscaba refugio. Buscaba llenar el vacío que había dejado la ausencia de mi padre, pero en lugar de llenar ese vacío, sentía que cada vez se hacía más grande, porque sólo sentía más soledad, no encontraba lo que me hacía falta.

En cierta ocasión conocí en mi negocio a un amigo llamado Ben Kunkel, quién me hizo una invitación para asistir a la iglesia Nueva Vida. Allí él habló sobre el amor de Dios a través de Jesús. Ese día comprendí que yo había estado buscando religión en muchos otros lugares, pero que lo esencial es una verdadera relación con Dios.

El 28 de Septiembre, fue el día en que yo acepté a Cristo y luego el 31 de Octubre estaba bautizándome en la iglesia Nueva Vida. Así fue como empecé mi cambio, empecé a vivir una nueva vida, un vida completamente transformada por medio de una relación con Cristo y no una religión.

Ahora estoy en un punto donde sigo siendo transformado y cambiado. Mi familia ha estado cambiando, mi entorno de vida es diferente. Ahora todo lo que hago, lo hago con el respaldo de Dios y con la fe que por Cristo soy salvo.